Convierte tus propósitos en hábitos saludables

“Una meta, sin un plan, se convierte en un deseo” 

 

En este mes donde la naturaleza nos muestra su mejor cara, queremos aprovechar su belleza para inspirarnos a vernos así de radiantes, alimentándonos mejor, regresar a lo básico, hacer un símil en el comportamiento de la naturaleza y hacerlo nuestro.

 

Existe una teoría que habla sobre como crear hábitos: la teoría de los 21 días, según la cual, si haces algo repetitivamente por esa cantidad de días, lo convertirás en un hábito. ¿Qué te parece si, para desempolvar tus propósitos de inicio de año, comienzas a crear el hábito de comer 1 ensalada al día?

 

No queremos ser radicales, queremos simplemente ser prácticos y retarte a comer por 21 días al menos una deliciosa y nutritiva ensalada, pues hoy sabemos que, incluir en tu dieta diaria una ración de vegetales con tus alimentos puede generarte enormes beneficios de corto y largo plazo en la salud, además que provoca sentirte satisfecho de manera más rápida y por más tiempos y a tener mucha más energía en toda tu jornada.

 

La cantidad ideal de ensalada que sugerimos comer es de entre 80 y 110 gramos (la mitad de tu plato extendido) si la ensalada es un complemento de tu platillo principal; sin embargo, si la ensalada constituye tu plato principal (e incluirá la proteína), entonces la cantidad puede duplicarse para ser aproximadamente de entre 160 y 220 gramos en total (un bowl de tamaño mediano con todos los ingredientes).

 

¿No sabes por dónde comenzar? Comienza echando un ojo a estas recetas que te compartimos

Ensalada de kale con mango 

Ensalada vegeta-lista

Ensalada de arúgula con queso parmesano

Ensalada de berros y espinaca

Ensalada César súper rápida

Ensalada de frutos rojos 

Las 5 mejores  guarniciones verdes de la temporada

 

Como dicen por ahí, de la vista nace el amor, así que para evitar el aburrimiento visual de la preparación de tus ensaladas, intenta estas 3 opciones que podrás alternar entre típico bowl y la ensaladera:

 

1. ¡Haz tacos! Envuelve con tu hoja favorita los demás ingredientes, un poco de salsa o aderezo y ya está.

2. Usa tus frascos de vidrio (mason jars), vasos altos o copas en lugar de ensaladeras. Gracias al vidrio o cristal transparente podrás apreciar mejor los colores de tu mezcla animándote a comer sano y crear porciones individuales que podrás preparar con antelación y mantener en el refri para toda tu semana.

3. Elabora brochetas, utiliza palillos largos, ayúdate a colocar los vegetales y hojas en orden y antojo y ¡listo!

4. Cambia el plato por un vegetal; elige un ingrediente como contenedor de tu ensalada (jitomate, calabaza o aguacate, lechuga) y rellénalo con la demás ensalada.

 

Sólo necesitas imaginación y voluntad para seguir adelante con  tu estilo de vida saludable.

 

Y si, de plano, no tuviste tiempo ni para ir al súper a comprar tus alimentos saludables; facilítate la vida: pide el super a domicilio y pon en tu lista cualquiera de las ensaladas Vegetalistos listas para comer: Antioxidante; una combinación de Kale, arúgula, espinaca, semilla de chía, cacahuate, ajonjolí, aderezo de soya y limón; Oriental; hecha con lechuga orejona, lechuga italiana, espinaca, zanahoria, crutones, arándano, semilla de girasol y aderezo oriental; Fresca Vida, contiene mezcla de lechugas, zanahoria, maicitos crocantes y pimiento o la Ranch, base de lechugas, zanahoria, crutones y aderezo ranch.

 

¿Fácil no? Comienzya ya. Comparte con nosotros tus experiencias creando ensaladas con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #Ensaladizate #Marzo

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!

 


Por Vegetalistos.