¡No sólo de pan vive el hombre! Practica meditación y yoga

“Fortalece tu cuerpo y tus pensamientos para poder transformar el mundo ” 

 

Las personas que gozan de buena salud son conscientes de su alimetación, pero también; de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Han aprendido maneras saludables de lidiar con el estrés y los problemas del día a día. Para tener una buena salud, es importante cuidar tu cuerpo con una rutina regular que incluya alimentos saludables, dormir lo suficiente y hacer ejercicio para aliviar la tensión acumulada.

 

Sé consciente de que en el organismo, TODO se relaciona. Lo hemos dicho ya: Somos lo que comemos”. Si comemos comida chatarra introduciremos en nuestro cuerpo ingredientes refinados y artificiales, químicos que pueden agravar y producir insomnio, fatiga, estrés, ansiedad, depresión, inseguridad, trastornos psicosomáticos, angustia, miedo, problemas estomacales, colon irritable, problemas de hipertensión, transtornos circulatorios y del corazón, dolor de cabeza, dolores musculares, falta de concentración, infecciones y enfermedades mucho más graves. Cuando la mente no funciona bien es habitual que se revuelva contra el propio cuerpo y potencie cualquier ataque que se produzca desde el exterior.

 

Por el contrario, si nuestra dieta se base en alimentos saludables (frutas, verduras, pescado y alimentos frescos en general…) carburamos nuestros cuerpos con antioxidantes, vitaminas y minerales que mantienen un buen estado mental y emocional.

 

Elegir cómo pensamos crea emociones y sentimientos. Elegir cómo comemos ayuda a que estos pensamientos sean “equilibrados” y que las emociones resultantes sean positivas. Trata de vivir en equilibrio. Concéntrate en las cosas de la vida por las que te sientes agradecido. Trata de no obsesionarte con los problemas cotidianos. Para que tu mente, cuerpo y alma se mantengan en equilibrio…

 

1. ¡Medita!
Meditar de manera regular puede mejorarte en muchos aspectos: una mejor calidad de vida.

Mediante unas sencillas técnicas de relajación, la meditación puede ser practicada por cualquier persona de cualquier edad y en cualquier lugar; consiste principalmente en alcanzar un estado de relajación y tranquilidad donde cuerpo, mente y espíritu estén en sintonía y toda la concentración y energía se focalice en uno mismo, prescindiendo de cualquier estímulo proveniente del mundo exterior.

 

Uno de los principales beneficios que brinda la meditación es la posibilidad de conocerse uno mismo, o conocerse más profundamente, acceder a sensaciones, tanto físicas como emocionales, que crean un vínculo mucho más fuerte con tu yo interior, obteniendo así una mejor inteligencia emocional, un equilibrio en el carácter y una mayor comprensión de los objetivos y motivaciones que te mueven diariamente.

 

Los cambios que se producen en la actividad cerebral durante la meditación permitirán que los procesos de pensamiento o de solución de problemas que se deban enfrentar se aborden desde un nuevo lugar, más creativo. También  experimentarás cambios positivos en el carácter o menor propensión al estrés, enojo o depresión, mejora la memoria y la capacidad de concentración. Además, la meditación constante produce tranquilidad espiritual y física.

A Buda se le preguntó:
– ¿Qué has obtenido de la meditación?
A lo que él respondió:
– ¡Nada! Pero déjame decirte lo que sí he perdido: ira, agresión, egoísmo, depresión, inseguridad, ansiedad, miedo a la vejez y a la muerte…
Las ganancias por meditar pueden ser muchas.

 

2. Practica Yoga
El Yoga, tan instalado ya en nuestra sociedad, tiene más beneficios de los que puedas imaginar: es una medicina para el cuerpo y el corazón; los deportistas de alto rendimiento que lo practican consiguen objetivos de fuerza, estabilidad, velocidad y, por supuesto, prevención y rehabilitación de lesiones.

 

Hay diferentes tipos y estamos seguros de que encontrarás alguno que se adapta a tus necesidades y forma de vida. Ahí te van algunas de las maravillas que se pueden lograr con esta práctica de origen oriental:

-Alivia el dolor
Bien practicado y con suma constancia puede disminuir o quitar dolores crónicos. Si resulta efectivo con estos, ya imaginarás las aplicaciones que puede tener para aliviar cualquier otro que sea mucho menor.

-Mejora la concentración
Los deportistas que hacen yoga aprenden a sincronizar los movimientos con la respiración; aumenta su concentración y agilidad mental.

-Nos mantiene jóvenes
Aumenta la producción de radicales libres y ralentiza el envejecimiento muscular, celular y cerebral. El yoga y la meditación pueden influir nuestro ADN, protegiéndolo del daño y también evitando y revirtiendo los cambios negativos que afectan al proceso de envejecimiento del cuerpo.

-Ayuda a mantener el peso y quema calorías
Tan sólo por esto deberíamos de practicarlo a diario, todos en la familia.

-Nos ayuda a descansar y reduce el estrés
Nuestro nivel de estrés y activación diaria hace que muchas veces no podamos descansar. Si es tu caso o, si a pesar de dormir, te levantas cansado, prueba a hacer yoga: sus posturas para estirar y relajar músculos, junto con los ejercicios coordinados de respiración que ayudan a disminuir la frecuencia cardíaca, nos preparan para el sueño. Si a esto le añades meditación, ya tienes el combo perfecto para asegurar un buen descanso.

-Refuerza el sistema inmune
Puede fortalecer la capacidad natural del cuerpo para protegerse de enfermedades por su buen efecto sobre el sistema respiratorio y digestivo. Un programa suave, con meditación y ejercicios de respiración, altera la reacción de docenas de genes relacionados con la inmunidad en las células sanguíneas, directamente al ADN.

-Protege y cuida la espalda
Puede que éste sea uno de los archiconocidos beneficios del yoga y una de las razones por las que muchos comienzan a practicarlo.

-Cuida tus articulaciones
Los deportistas suelen preocuparse por los músculos y se olvidan de las articulaciones, hasta que les duelen, o se lesionan y al final llega el dolor e inflamación. Al hacer yoga de forma adecuada, con movimientos fluidos, sin impactos repetidos, con posturas de equilibrio que refuerzan los grupos musculares y el esqueleto y con control de la respiración, las articulaciones no sufren. Al contrario, se mantienen flexibles y fuertes, especialmente los tobillos, rodillas, caderas, hombros, etc. Ayudan a mantener lubricadas las articulaciones complejas, formadas por tejidos como el cartílago, con poca irrigación sanguínea, a la que llegan pocos nutrientes y oxígeno y es difícil de hidratar, nutrir y recuperar, especialmente cuando ya no estás tan jovencita.

-Aumenta la energía y la resistencia física

-Mejora la flexibilidad y el equilibrio

-Mejora la hipertensión, el colesterol y la coagulación
Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, la acumulación de grasa en las arterias y los niveles de fibrinógeno en sangre, una proteína que participa en la formación de coágulos.

-Fortalece la zona pélvica
La práctica habitual de yoga, disminuye el consumo de oxígeno, acelera la recuperación en el descanso, y reduce el estrés. Las personas con mal metabolismo pueden beneficiarse y mejorar sus tasas metabólicas y consumo de oxígeno mejorando los síntomas y complicaciones de su alteración metabólica.

 

Recomendación
Si apenas inicias o has tomado la decisión de empezar, tanto en la meditación como en el yoga se pueden llevar a alcanzar niveles tanto en la mente como en el cuerpo que no conocías. Recomendamos que al principio te apoyes en personal calificado, guiado por un profesional (huye de los charlatanes, pregúntale a nuestra maestra de yoga Adriana Leal) . Hay decenas de lugares donde puedes acudir, incluso de manera gratuita, páginas web en las que puedes comprar cursos, tutoriales o ser guiado virtualmente.

Recuerda, tú eres el único protagonista de tu vida. El destino no es algo con lo que nos encontramos, sino algo que construimos día a día, aquí y ahora. Que tengas un día feliz.  ¡Namaste!

 

Comparte con nosotros tus experiencias en la práctica de meditación y yoga con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #OperacionSemanaSanta #Abril

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.