Encuentra el balance en estas vacaciones

“¡Deja de correr y encuentra el balance! ” 

 

Para que este año no te quejes de volver más cansado de lo que te fuiste, aprende a aprovechar los días libres para desconectarte a fondo, dedicarle tiempo de calidad a tu familia, pareja y amigos. Haz un paréntesis real y rompe con lo cotidiano: explora un lugar desconocido, ve rostros diferentes, olvida el reloj y relájate.

 

Es recomendable que al comienzo de las vacaciones te reserves instantes para que tanto el cuerpo como la mente se adapten al entorno y al cambio de ritmo, equilibrando actividades y reposo. Mantén una actitud positiva ante los posibles imprevistos, escúchate para desentrañar qué es lo que deseas y puedas valorar todo el enriquecimiento sensorial y emocional que ofrece la ocasión.

 

El verdadero descanso está en conseguir que nada sea agobiante, en gozar del instante presente sin buscar estímulos y pasarlo bien sin hacer nada, una oportunidad para que los horarios diarios y rutinas se puedan flexibilizar. No pasa nada si no se toma el desayuno a la hora habitual o si se retrasa la comida.

 

SI SALES DE VIAJE

Sin duda alguna, una de las cosas que puede arruinarte las vacaciones es un problema de salud. Un resfriado, algún problema intestinal por comer de más o comer cosas a las que no estás acostumbrada, una insolada, picaduras de insectos y (porqué no decirlo) también una espantosa cruda que puede arruinarlo todo. Por eso es importante tener lo siguiente para tratar que todo salga a pedir de boca.

 

1) Protégete del sol a donde quiera que vayas; solemos asociar esto con la playa pero es necesario hacerlo en cualquier lugar (además de usar bloqueador de factor máximo, lleva una gorra o sombrero y ropa adecuada para el destino que hayas elegido).

2) Trata de comer muchas frutas y verduras; beber mucho líquido (mantenerte hidratada resulta vital: agua natural, de coco, alguna bebida especial para hidratarse o suero).

3) Cuida tus pies; usa chanclas, calcetines de algodón si haces deporte, aplícate crema hidratante para evitar cualquier infección o ampollas y rozaduras.

4) Mantente seca; si vas a la playa o a algún lugar en donde puedas nadar, no te quedes mucho tiempo con el traje de baño húmedo, ésta es una de las principales causas de cistitis en este tipo de lugares.

5) Prevé las picaduras; usa repelente y ten a la mano alguna pomada que alivie la molestia en caso de ser necesario. No está de más cargar con algún antihistamínico o loratadina (ya sea en inyección o pastilla, te puede calmar en caso de alergias o intoxicaciones). Lleva un botiquín con lo esencial: paracetamol, ibuprofeno, medicamento para diarrea o vómito, gel y toallitas antibacteriales. No olvides llevar tus propias medicinas que requieran de receta médica.
Por último, infórmate si debes contar con una vacuna obligatoria en caso de que viajes al extranjero.

 

¡CUIDA TUS GASTOS!

Durante las vacaciones, gastar es inevitable y constante. Por lo que si no quieres llevarte un susto tremendo al comprobar tu cuenta bancaria, prepara un presupuesto y trata de ajustarte a él siempre. Aprovecha ofertas locales y eventos gratuitos: Hay hoteles que ofrecen traslado al aeropuerto o estaciones de tren, museos con días u horarios especiales, conciertos o eventos sin costo en el lugar que visitarás… Hay muchos sitios web que ofrecen planes gratis para disfrutar de tu destino.

 

1) Cuando llegues, date una vuelta al mercado para comprar comida idónea para picar entre horas, agua, botanas y otros alimentos que que no se descompongan o que puedas guardar en el refri. Si vas a un depa o casa de alquiler, prepara previamente un menú que incluya desayuno, comida, cena y botana para cada día. Esto te evitará estrés diario, ahorrarás tiempo precioso de tus vacaciones y gastarás lo justo.

2) Evita comer en los lugares para turistas: investiga dónde come la gente local, seguramente tendrán grandes opciones y podrás conocer un poco mas del sitio.

3) Camina todo lo que puedas: además de ejercitarte, conocerás cada rinconcito y zonas insospechadas de tu destino.

4) Si viajas al extranjero, comprueba qué te va a cobrar tu compañía telefónica tanto para llamadas como para internet (WhatsApp, Instagram, Waze…).

 

Lleva siempre un libro en tu maleta: las vacaciones son la oportunidad de leer esa novela que guardada en un cajón, de pasar más tiempo con la familia, los amigos o contigo misma; de disfrutar experiencias, pasear, respirar aire puro o iniciarse en algún deporte. Hay que saber aprovecharlas y gozar del instante.

 

Ya sea si viajas al extranjero o a un destino nacional, existe una serie de aplicaciones digitales que deberíamos tener instaladas porque en algún momento nos vendrán muy bien: Tripcase, Google Maps, Xe currency (es súper práctico para convertir rápidamente la moneda local), Tripadvisor (opiniones de otros viajeros sobre hoteles, restaurantes, bares, lugares que visitar).

 

Por último y aunque obviamente tanto los teléfonos como las computadoras siempre serán de gran ayuda, si no es verdaderamente necesarios no los utilices. Sabemos lo divertido que es compartir las fotos de tu viaje en las redes sociales pero puedes esperar a tu regreso para hacerlo. No te pierdas un divino atardecer por estar sumida en el teléfono en donde quiera que estés.

 

Voila!!! A disfrutarlo todo. Suerte y feliz viaje.

 

Comparte con nosotros tus experiencias de vacaciones con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #OperacionSemanaSanta #Abril

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.