Alimentarse bien es un acto de amor

“Goza inteligentemente los placeres de la mesa.” Epicuro.

 

El corazón es el único símbolo del amor aceptado por todas las culturas, aunque en la forma como solemos representarlo diste mucho a la real.

 

Las civilizaciones más antiguas como la egipcia, india, celta, hebrea, china y romana simbolizaron al corazón como el centro de las emociones, el valor, la bondad y las virtudes. También lo catalogaban como fuente de vida: lo más valioso del ser humano.

 

Lo importante aquí es que el corazón hace mucho por nosotros y es un muy buen momento para empezar a consentirlo, desintoxicarlo y abrazarlo. Es el órgano más trabajador de nuestro cuerpo ya que provee de sangre al resto de órganos a través de su constante bombeo y por ello hay que mantenerlo sano, limpio y feliz.

 

Corazón contento y saludable

Una dieta saludable para nuestro corazón tiene como protagonistas auténticos a las frutas y a los vegetales.

 

Debido a su alta concentración de vitaminas, minerales y fibra dietética, la ingesta diaria de nuestros verdes aliados ayuda a reducir el colesterol, limpiar las arterias, mejorar la circulación, disminuir el riesgo de presión arterial alta y las enfermedades coronarias. Por tanto, ayuda a reducir el riesgo de sufrir ataques cardíacos.

 

De igual manera, nuestros verdes alimentos (que deberían ser nuestros amigos de por vida, no sólo en febrero) tienen un efecto antiinflamatorio y antioxidante que ayuda a minimizar los efectos negativos de los radicales libres a que nos exponemos a diario.

 

Incluir vegetales variados en tu dieta diaria aporta más beneficios de los que te puedas imaginar ya que tienen propiedades nutricionales únicas: son bajos en calorías, contienen gran cantidad de agua y vitaminas.

 

Los riesgos de no comer vegetales

¿Que pasa si no consumimos vegetales? Quizá ahora no lo notes tanto y de momento las consecuencias puedan no sonar tan “graves”.

 

Por ejemplo, es posible que ya que tu sistema inmunitario no está debidamente alimentado se resienta y seas propensa a los resfriados (a diferencia de quienes comen sanamente) y puedas sentirte débil desde temprano, o que la falta de hierro comenzara a provocar la caída del pelo (y eso, amiga, no se lo deseo a nadie). Quizá también puedas notar resequedad en la piel y por tanto tener tendencia al envejecimiento prematuro. Si quieres una apariencia jovial, come vegetales a diario. En serio.

 

También podrías sufrir de estreñimiento o hinchazón en la zona abdominal por la falta de fibra, entre otros muchos síntomas.

 

Consecuencias a largo plazo

¿Que pasa si no consumimos vegetales? Quizá ahora no lo notes tanto y de momento las consecuencias puedan no sonar tan “graves”.

 

No es para asustarte peeeeero, al no cambiar de hábitos alimenticios, con el paso del tiempo los estragos físicos aumentarán y podrían resultar verdaderamente graves.

 

El riesgo de no consumir vegetales y tener una dieta sin balance puede provocar enfermedades cardiovasculares en un futuro no lejano (infartos y embolias), diabetes, varios tipos de cáncer, pérdida de visión y algunas otras enfermedades crónicas.

 

Pero estás muy a tiempo de amar tu corazón y tu cuerpo, así como cuidar a quienes amas. Anímate a cambiar de hábitos hoy. Hazlo por ti y tu familia. Haz que los vegetales sean tus “soldados del amor”.

 

Durante este mes del amor, aporvecha para cuidar, consentir, desintoxicar y apapachar tu corazón y el de todos los que amas ¡Comienza hoy mismo!

 

Comparte tus experiencias con nosotros con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #EnamoateDeTuSalud #Febrero

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.