¡Aprovéchalo todo! 7 comidas que puedes preparar usando tus sobrantes

 

En el tema de cocina, como ya lo hemos comentado varias veces, en entregas pasadas (¡Corre mamá corre! Ahorra tiempo en cinco pasos o Consume local y espectacular), es fundamental la organización y el origen de los productos: desde la compra hasta la presentación de platillos, invertir un tiempito para planear y economizar recursos, contribuye a una alimentación sana y sustentable.

 

Pero, con todo  y una perfecta planeación, siempre nos quedan poquitos de todo lo que preparamos. Ya sea porque alguien no comió en casa ese día, porque alguno comió menos o simplemente porque te rindió más el platillo. ¿Qué haces tu con los sobrantes de alimentos que te van quedando al cocinar? Esto es, esas pequeñas porciones que quedan inevitablemente al terminar la cena, la comida o el desayuno. y que vas guardando en el refri y, al pasar de los días, nadie los nota hasta que se descomponen y van directamente a la basura. O aquellas raciones que retiras de cada ingrediente cuando cocinas como la cáscara o semillas, el pedacito de cebolla o jitomate ¿a dónde van?  ¿se podrían re-utilizar?

 

Al ser de origen orgánico, es decir, que tuvieron vida en algún momento, estos “sobrantes” pasan de ser útiles a convertirse posiblemente en un problema: sea como foco de contaminación en casa o en una carga de la dinámica social en la parte de reubicación de residuos. ¿Lo habías considerado?

 

No se trata simplemente de sacar la bolsa de basura, en el mejor de los casos separada y ya.En estos tiempos no cabe la opción de derrochar algo tan importante como la comida y estamos atravesando por una crisis ambiental, sólo en México, según cifras de la SEDESOL (Secretaria de desarrollo Social) se desperdicia el 37% de los alimentos que se produce, es decir DIEZ millones cuatrocientas treinta y un mil toneladas al año. Entre más podamos aportar desde nuestros hogares a contrarrestar los efectos, mejor será el futuro de la humanidad ¿no te parece?

 

¡Evita llenar tu refri de cajas de Petri caseras… explota tu creatividad y di no al desperdicio de comida!. El movimiento trash cooking está tomando (créelo o no) por sorpresa las cocinas más refinadas del mundo, como forma de expresión y conciencia entre los gastrónomos, aleccionando a los comensales a utilizar al máximo las maravillas que nos da la naturaleza con los ingredientes comestibles.

 

Elige inteligentemente tus ingredientes en un aprovechamiento total y lleno de sabor, nada de restos, pura nutrición con toda la comida que llevas a casa. Aquí te dejo algunas ideas para preparar -con lo que quedó- uno o varios nuevos platillos…¡haz trashcooking, ahorra tiempo, dinero y usa tu ingenio!

 

1. Topping o salsas de vegetales, no alcanzaste a comer las hojas verdes y se marchitaron? Enjuágalas en una coladera, pícalas o licúalas con aceite vegetal y ajo o solo ásalas en un sartén, sal pimenta y mezcla con pasta integral u otros vegetales como chayotes o calabacín, agregas mucho sabor y mas nutrientes.

 

2.Tacos saludables, toma las partes de verdura que no usaste como tallos de brócoli, coliflor, espárragos, tallos de kale o espinaca. hiérvelos hasta suavizar y si te quedo alguna porción de pasta, arroz o papa, saltea con un poquito de aceite, agrega cacahuate o nuez picada. Deja enfriar un poco y haz tacos de lechuga con ese relleno. ¡Come cuanto quieras! No hay forma de propasarte con este platillo.

 

3.Paletas heladas. ¿Preparaste pepinos con chile y no te los terminaste? Muélelos de inmediato y vacía a moldes de paletas. Congela y disfruta del mismo sabor y frescura otro día.

 

4.Agua simple de sabor. Aprovecha las cáscaras de fruta (cítricos, rabitos de fresas) para colocarlas en una jarra de agua simple, hielos y dejar reposar toda la noche en el refrigerador. Puedes añadir también alguna hierba de olor como albahaca, menta o romero. Disfruta el sabor mientras entrenas o para lograr tomar los dos litros diarios que necesita tu cuerpo.

 

5. Sopas, si te quedo algo de ensalada preparada, dora los ingredientes a fuego suave en una cacerola, tapa por tres min. y agrega agua, sal. Deja hervir. Lista una sopa de verduras.

 

6. Untable o complemento. Si las olvidaste en el cajón o al fondo del refri y están secas por fuera y blanditas o te preparaste un jugo y quedo bastante pulpa , ¡no la tires!!. Según sea el caso pélalas, cocina en suficiente agua, muele y mezcla con aceite de oliva, ajonjolí en pasta y sal. Úsala para untar en tus tacos, sándwich u otros vegetales. Otra opción es, solo cocínala hasta que este suave, mézclala en la sopa de fideo o con macarrones. Haz unos deliciosos muffin.

7. Semillas de frutas, no las tires jamás! Las de jitomate, solo agrega cebolla picada, cilantro y sal, tendrás un alternativo pico de gallo o las semillas de sandía, remójalas por una noche en suficiente agua, ábrelas (quita la cascara negra) sécalas bien, tuéstalas y cómelas con un poco de sal, son muy nutritivas. Haz horchata de melón con las semillas, igualmente remójalas, quita la cascara y muele con agua y canela, endulza al gusto y enfría.

 

Plus: Quita los rabitos de los vegetales cuidadosamente. No le quites toda la tapa a jitomates, calabazas o pimientos. Con un cuchillo chico, solo corta el perímetro del rabito y deséchalo. Con esto aprovecharás, como mínimo, 1/8 mas de la pieza de verdura.

¿Qué te parecen estas opciones para contribuir a la reducción de residuos? Haz elecciones inteligentes logrando una alimentación saludable y amigable con nuestro planeta. ¡Fuera derroches de comida! Con Vegetalistos tendrás ingredientes limpios y listos para usar, sin desperdiciar.

 

¿Y tu…cómo aprovechas al máximo tus ingredientes? Compártenos tus recetas y preparaciones en Instagram y Facebook @Vegetalistos con las etiquetas #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #ViveVerde #Practicidad #Salud #Sabor #AlimentateSanamente #Eco #EcoFriendly #Green #Life #Nature #GoGreen

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.