3 básicos del Raw Food para tu beneficio.

El crudismo o Raw Food es una tendencia actual de alimentación que surge a la par de otras manifestaciones en pro de lo natural y saludable en contraposición a más de medio siglo de consumo de comidas empacadas. Este término no es nuevo, pero ha resurgido en una era en marcada por descubrimientos científicos y evidencias sobre el desgaste de nuestro planeta y de las consecuencias de un estilo de vida que estamos sufriendo ahora mismo.

 

Pero, ¿en qué consiste esta propuesta? ¿Es una solución o sólo parte de un sentimiento general de urgencia por conectarnos con la Tierra y vivir de la mejor manera?

 

La historia de este movimiento se remonta a 1923, cuando una publicación del club Americano de Salud, Psicología y Comida lo define como: “Cocina que no ha sido sometida al devastador fuego y sus consecuencias que destruyen la frescura y serán solo desperdicio cuando lo consuman los humanos”.

 

En los últimos años ha resurgido, definiendo el régimen alimenticio de individuos que tratan de lograr comer más de un 75% de sus alimentos en estado natural sin someter a los ingredientes a ningún tipo de cocción que rebase los 47ºC.

 

El Crudismo pretende ir más allá de sólo alimentarse con ciertos estándares. “Pureza”, rechazo a la medicina convencional y un esfuerzo por acercarse a la naturaleza, son algunas de las metas a alcanzar para todos aquellos que lo siguen.

 

Un fundamento muy válido para voltear a ver y conocer un poco más las alternativas que se están practicando en el mundo sobre el tema alimentación como el Raw Food,  es el de atacar desde nuestra “trinchera” el impacto ambiental que significa comer hoy en día.  Ya platicamos sobre esto en el artículo Cuida tu mundo a través de lo que comes, de cómo estamos acabando con los recursos naturales. Es hora de reconsiderar nuestras costumbres y mejorarlas. ¿no crees?

 

Considero que del crudismo, como de todas las opciones que llegan a nosotros, podemos tomar lo que más nos guste, acomode o convenga. Si se ha despertado tu interés por este movimiento, es importante que consultes con tu médico antes de iniciarlo. También es importante tener en cuenta que:

*Algunos nutrientes actúan después de someterlos a ciertas temperaturas (a más de 47ºC).

*Es necesario SIEMPRE limpiar, lavar y desinfectar los alimentos de origen vegetal, debido a que, por el momento, en México no se garantizan del todo las condiciones de cosecha (a menos que sea un producto como Vegetalistos, limpios y listos para usarse).

*Algunos ingredientes serán más fáciles de digerir si están cocidos.

*El sabor y olor de platillos cocidos en inigualable.

*Hasta el momento no se cuenta con ningún reconocimiento científico que avale que este tipo de dieta prevenga el cáncer.

*Algunos productos sin procesos de cocción, como leche y quesos “crudos”, llegan a ser un foco de riesgo por la alta probabilidad de contener microorganismos nocivos para los seres humanos como Coli o Salmonella.

 

Para los crudistas este tipo de ingesta les ha traído, entre otros beneficios: disminución de peso, aumento de energía, mejor digestión, fortalecimiento en el sistema inmune, mejoras en la piel, entre otras.

 

Te propongo estos lineamientos básicos. Seguirlos podrá significar sólo ventajas y hacer elecciones inteligentes para tener un régimen de vida saludable:

 

1. Basar en vegetales todos nuestros platos diarios (desayuno-colación-comida-colación-cena).

2. Diversificar los métodos culinarios que utilizas lo que te traerá nuevas texturas y sabores:

-Haz jugos o smoothies de vegetales para el desayuno. La consistencia de éstos es perfecta para empezar tu día, puedes endulzarlos con alguna fruta.

-Considera fermentar  o consumir vegetales fermentados. Esta es una opción bastante barata, llena de sabor y los productos que pasan por este método harán que tu digestión mejore notablemente.

-Opta por vegetales “espiralizados” como los de Vegetalistos, acompáñalos de aderezos o algún pesto.

3. Consume germinados. Las legumbres pueden ser una fuente de energía invaluable. Al consumirlas de esta forma, frescas, sin necesidad de pasarlas por un largo proceso de cocción su sabor será delicado y sus usos infinitos.

 

No olvides siempre considerar cumplir con el balance de grupos alimenticios sugerido por los expertos, como el Plato del Buen Comer, que incluye proteínas, cereales y muchos muchos vegetales.

 

En Vegetalistos tenemos muchas opciones de hojas verdes y hortalizas listas para utilizarse, así como jugos llenos de nutrientes, frescos y deliciosos.

 

Haz #EleccionesInteligentes con @Vegetalistos y compártenos en redes tus platillos en @Vegetalistos (IG y FB) con los tags #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #OctubreVerde #Practicidad #Salud #Sabor #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #PrácticoYSaludable #Food #Healthy #OctubreRosa #SúmateAlRosa #CáncerDeMama #MiLuchaEsRosa

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!

 


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.