¡Vuelve con todo a la escuela! 7 tips para retomar tu vida saludable

 

Antes de que te agarren las prisas, lee con atención. Desde julio tu casa y tu vida ha sido un caos. Inventaste mil formas de entretener a tus hijos y seguramente te olvidaste de las rutinas de la casa, el alimento y de tu vida. ¡Vamos a reiniciar todo! Gracias al regreso a la escuela, podemos tener un nuevo comienzo. Obviamente no perdiste tiempo, sólo ganaste muchas energías para lo que sigue. Úsalas a tu favor  y comencemos a reorganizar todo:

 

1. Comienza con los horarios y las rutinas.

La hora de entrada, salida de las escuelas, clases por la tarde y suficiente cansancio para lograr dormir a todos a una hora decente. El sueño será tu principal aliado, cada miembro de la familia deberá descansar lo suficiente para cumplir con las obligaciones y retos que preceden el inicio escolar. El primer día será lo más complicado, de ahí en adelante, solitos, todos serán responsables de cada actividad. Si puedes, platiquen o publiquen en un pizarrón o hasta por mensaje los eventos, entregas y demás actividades para estar todos en “la misma sintonía”.

 

2. Limpieza general: ordena y codifica.

¿Qué habrá quedado en el refrigerador o la alacena después del desastre vacacional? Si se quedaron en casa, seguramente habrá muchas sobras. Si salieron de vacaciones, seguro estará vacío. Hagan juntos la lista de compras y hagan el abasto de alimentos desde el viernes antes de entrar a clases. ¡Olvida intentarlo el domingo anterior al regreso a la escuela! es un caos que la mayoría deseamos evitar. Asigna tareas de limpieza y acomodo de cocina, asegura que todos los que habitan tu casa sepan en qué lugar quedó que para evitar que se pierda el orden. Nunca está demás poner letreros y separar por utilidad cada ingrediente, recipiente o utensilio. El orden siempre atraerá a la salud. Un estudio publicado por la Universidad de Cornell (EUA) en 2016,  muestra la vulnerabilidad de las mujeres ante la comida no saludable cuando su cocina está desordenada, en comparación con aquellas a las que se les sometía a la prueba en una cocina limpia y ordenada.

 

3. Elecciones inteligentes.

Antes de cualquier intento de sabotaje para abandonar tu meta de vida saludable, elige muy bien cada ingrediente que ocupará un lugar en tu casa. Ten en cuenta contar con una buena provisión de vegetales a la mano, listos para que en cualquier momento, los puedas consumir. Informa a todos que hay y en donde están acomodadas las provisiones para que puedan tener un fácil acceso a ellas. Snacks y agua simple, sopas, ensaladas, y fruta lista para comerla en cuanto tengan un poco de hambre. Y lo más importante, sé tú el ejemplo para tu familia.

 

4. Motívate.

Para volver o continuar con la rutina sana, es imprescindible una buena dosis de energía en tu ánimo. Primero deberás ponerte un objetivo y el plazo en que lo quieres/puedes cumplir: tal vez ésa talla a la que quieres lograr, la carrera de 1 o 5K que quieres hacer o una mejora en los niveles de tu cuerpo en tu próxima visita médica. Será más reconfortante tener al alcance el progreso de tus logros, anotando y recordando cómo fue tu experiencia en el paso a paso hasta llegar a tu meta. Comprométete a ser tu mejor versión.

Para lograr que la motivación se mantenga por el tiempo requerido en cumplir tus metas, deberás, antes de comenzar cualquier camino, conocer y tener en mente todos y cada uno de los beneficios que obtendrás por un esfuerzo que a la larga se convertirá en un estilo de vida. Estás cambiando para ser y estar mejor. Desde lo económico que resulta comer platillos o ingredientes sanos, mejoras invaluables en tu salud y belleza físicas,  o en tu humor o estado mental, productividad y energía, son suficientes para decidirte ya a un cambio.

 

5. Muévete.

No existe otra opción, para estar sana, debes ejercitarte. Ya sea que nunca lo has hecho o quieres continuar (las vacaciones de verano se llevaron todo tu tiempo y atención, terminando por dejar a un lado la actividad física), revisa las opciones que tienes, desde correr en el parque o en la calle, tu estado físico (alguna lesión) hasta inscribirte en algún club o estudio. Retómalo con alguna amiga, tu esposo o tus hijos, para evitar renunciar antes de tiempo. Si no quieres salir de casa, existen muchas formas de seguir a expertos en canales o aplicaciones de internet. Empieza poco a poco y fíjate una meta, y también recompensas como… una nueva playera o accesorios para seguir practicando lo que elegiste o lo linda que te verás en el siguiente viaje en bikini.

 

6. Hidrátate.

Ya lo comenté en post pasados como en Hidrata tu cuerpo y cerebro comiendo jícama , tu cuerpo es en su mayoría agua, que debe estar ahí y así siempre. Las actividades que realizas y la temperatura del ambiente son factores que influyen en la deshidratación. Evidentemente, este fenómeno te provocará malestares y hará que tu organismo trabaje de manera incorrecta al no estar en óptimas condiciones. ¿cuáles son las mejores opciones para hidratarte? Agua natural. si no eres muy afecto a ella, prueba agregar algunos frutos rojos o hierbas para que lograr una infusión ligera y le den un suave sabor agradable. La segunda bebida serán los jugos de vegetales, fuente de vitaminas, antioxidantes y demás nutrientes para mejorar tu piel, cabello, función cardiaca y cerebral, digestión y circulación. Son una verdadera maravilla, prueba ya las mezclas de Vegetalistos listas para usarse.

 

7. Diviértete.

Elige actividades en las que te rodees de bienestar y salud. Visita los parques de la ciudad con tu familia, júntate con tus amigas para hacer una tarde, mañana o de menos un grupo de whatsapp de intercambio de recetas de ensaladas o preparaciones sanas. Sigue en tus redes a personas que promueven un estilo de vida saludable, sencillo y a tu alcance. Encuentra nuevas experiencias para disfrutar de la naturaleza, procura hacer cosas que te llenan de felicidad y tranquilidad, brinca, baila, sueña y ríete, la vida es corta.

Llénate de vida y salud con los productos de Vegetalistos, ahora agregamos jugos para tus diferentes necesidades: Digest, Antiox, Restore o Refresh. Ponlos en el lunch, llévalos para después de ejercitarte, refrescate a medio día o por la noche con sus deliciosas combinaciones.

 

Compártenos tus metas para este inicio de ciclo en tus redes sociales . Etiquétanos en Instagram y Facebook @Vegetalistos y usa los tags #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #RegresoAClases #Practicidad #Salud #Sabor #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #PracticoYSaludable #BackToSchool

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!

 


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.