fbpx

Lo que ellos quieren

 

 

El hombre contemporáneo tiene poco que ver con los viejos estereotipos. El hombre del siglo XXI no es un Homero Simpson, el encantador barrigón que sólo ve la tele mientras come donas y bebe litros y litros de cerveza. Aquello quedó MUY ATRÁS en la vida real.

 

Al igual que las mujeres, el hombre de hoy tiene que cubrir muchos frentes a la vez. La imagen de antaño del proveedor nato, poco o nada involucrado en las tareas del hogar ni en la educación de los hijos, despreocupado por su aspecto físico afortunadamente está en extinción. El hombre de hoy tiene que conjugar el éxito laboral con ser un buen padre, un buen compañero, un buen hijo, un buen amigo. El hombre actual también cuida todos los aspectos de su cuerpo.

 

Vivimos en una sociedad obsesionada por el aspecto físico y la perfección estética, pero ¿afecta más si eres una mujer? ¿Estamos nosotras más presionadas y, en consecuencia, más obsesionadas? La respuesta es NO. La importancia que le dan los hombres a la “carrocería” ha incrementado de manera constante. Aquellos kilitos de más, un cuerpo que no gusta o simplemente no sentirse plenos con su aspecto, no practicar una dieta balanceada que incluya todos los nutrientes que su organismo necesita puede derivar en ansiedad, inseguridad, miedo, transtornos sexuales, depresión…

 

Aunque no olvidemos que las personas importamos por sentimientos y virtudes, y el aspecto humano va mucho mas allá de un cuerpo de concurso en el caso de ambos sexos, si quieres mantener una buena línea que combine alimentación y ejercicio, proponemos que invites al hombre de casa para que se apunte a la cada vez más fuerte tendencia: Lo natural siempre ha sido y seguirá siendo la mejor opción.

 

Estas son algunas recomendaciones para que él se sienta y se vea mejor:

1. Varias comidas ligeras en lugar de pocas pero pesadas. Resulta mejor consumir pocas cantidades de alimento variado a menudo durante el día que pasarse horas sin probar bocado y luego sentarse a darse un homenaje de manteles largos.

2. A menos de que tengas un atleta de maratón en casa, el día debe comenzar con un desayuno ligero a base de frutas y granos; luego un almuerzo con proteína y cereales; para la comida sí se usa un plato fuerte; en la merienda o cena, la intención es que se coma poco, de preferencia verduras y vegetales pero nada de alimentos pesados.

3. Además de escoger ingredientes saludables como los citados anteriormente, como siempre aconsejamos cocinar al vapor los vegetales y consumir la gran y deliciosa variedad que existen de alimentos frescos que conservan mejor sus nutrientes y así, favorecen una alimentación de mayor calidad.

4. Una alimentación saludable y medida da mejores resultados si se acompaña de actividad física constante: hay que practicar ejercicio, sudar sabroso al menos tres días por semana. Si es diario, mucho mejor.

5. Dale su espacio, lo necesita. Te lo agradecerá de formas sorpresivas. Haz la prueba y nos cuentas cómo te fue.

6. Reparte el descanso del fin de semana entre actividades de sofá en casa y excursiones al campo. Leer y ver una serie para toda la familia acompañada de palomitas está súper, pero también viene bien un poco de aventura al aire libre. Y recuerda: todo con medida, nada con exceso (ni siquiera los apapachos…)

 

Siguiendo algunos de estos consejos, siempre acompañados de la actividad física que mejor acomode tu estilo de vida, te garantizamos que él verá reflejados buenos resultados no sólo en su cuerpo, sino también en su mente y espíritu. Y la armonía llegará para quedarse.

 

Comparte con nosotros tus experiencias para tener un mejor estilo de vida con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #RazonesDePeso #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Bienestar #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #HealthyFood #Food #LoQueEllosQuieren #Junio

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.