¡Gana la carrera contra el tiempo y el dinero!

“Trabaja para vivir, no vivas para trabajar.”

 

La cantidad de cosas que tenemos que hacer en el día a día es interminable. No sólo hay que trabajar para sobrevivir, hay que llevar a los niños a sus múltiples actividades y compromisos sociales ; hay que pasear al perro, regar las plantas, ir al mercado, ordenar la casa, lavar la ropa, lidiar con el tráfico cotidiano y, una mañana te das cuenta que tienes 340 correos sin leer y descubres que no pocos urgían para ayer.

 

Además, hay que hacer un espacio para uno misma para los que amas. Y encima de todo esto, hay que ahorrar dinero… (emoji triste y enojado a la vez). Estamos de acuerdo en que algunas labores de la vida cotidiana parecen sencillas (y de hecho lo son), pero quitan tiempo. Tiempo que por supuesto podrias destinar a otras cosas más placenteras como hacer ejercicio, ver la tele, leer, comenzar un proyecto personal.

 

El ritmo de vida y la sociedad nos han entrenado para que podamos cumplir con todas estas tareas, pero no es gratis. El estrés podría dañar gravemente nuestra salud física y mental. Aquí te damos algunas ideas que puedan ayudarte a ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo; si las pones en práctica notarás cómo en un par de meses tu vida y tus finanzas cambian para bien.

 

Comienza a ahorrar tiempo y dinero desde tu hogar

Una importante parte de los ingresos se destinan a tu hogar: desde la renta o la hipoteca hasta las cuentas de luz, agua, gas, seguro, despensa…

1. Considera la opción de invertir en páneles solares (si la casa estuya, mejor; si rentas, infórmate bien y coméntalo con tu casero: ya hay algunas formas de ahorrar impuestos para quienes cuentan con ésta medida ambiental). El desembolso se sentirá pero en 4 ó 5 meses notarás que pagas menos del 10% de lo que pagabas antes. Al cabo de un año habrás recuperado la inversión y tendrás la conciencia verde y tranquila.

2.Controla el consumo de energía. Olvídate del modo ‘stand by’ y apaga todo lo que tengas posibilidad de apagar cada vez que salgas de casa. Todo electrodoméstico que dejamos enchufado a la corriente resulta un despilfarro de energía.

3. Mantén tu casa ordenada. Empieza por tener perfectamente ordenado el refrigerador: así será mas fácil ver qué se termina y qué falta. Evita comprar de más y ahorra tiempo en ir al mercado.

4. Si tienes un estudio o algún lugar donde suelas trabajar, ten los libros organizados por temas y hazte de unos buenos archiveros (en cuanto lo necesites sabrás perfecto en donde están actas de nacimiento, comprobantes de domicilio, copias de pasaportes, visas, documentos de los seguros gastos médicos, coches, casa, papeles del colegio, testamentos y otros documentos).

5.Ten lista tu ropa la noche anterior. Aún mejor: dedica un rato del fin de semana a elegir lo que te pondrás la semana siguiente. Vas a ahorrar tiempo y neuronas recién despertadas.

6. Usa correctamente tu lavadora. Dos botes: ropa de color y ropa clara. Usa la secadora sólo si el clima es húmedo y lluvioso o tienes alguna urgencia.

7. Si eres amante del café, seguramente ya cuentas con una buena cafetera en casa; aunque muchas veces nos habituamos a pasar por tal cafetería antes del trabajo. Pero si lo preparas en casa, tu cartera lo notará rápidamente y ayudarás al medio ambiente usando un termo.

8. Lava los platos después de comer. Adiós pereza y acostúmbrate: te hará la vida sencilla y evitará el horror de ver 50 platos acumulados, que gastan mucho más jabón al quitarle manchas o restos de comida que hubieran salido de inmediato de haberlo echo al instante.

9. Llama, no WhatsApp. Usa la aplicación para el mensaje cursi o para cuando de verdad no puedas hablar. Si necesitas una respuesta rápida, llama por teléfono, no escribas.

10. Compra lo que necesites por internet. Esto sí que depende absolutamente de gustos y costumbres. Puedes comprar del súpermercado, los aparatos electrónicos, libros, zapatos, ropa… (si no estás segura de la talla pide las dos que creas que te puedan quedar, asegúrate antes de revisar las cláusulas y términos de devolución; tiene muchas ventajas: la ropa llega limpia, sin manchones de maquillaje como en la tienda, sin rasgaduras, con los botones completos y en perfecto estado.)

11. Tu teléfono, tu post-it y tu calendario. Ya que tienes esa cámara de 200.000 megapíxeles en tu celular, ¿por qué no la usas para almacenar pequeños recordatorios? Notas, nombres de calles, restaurantes, tarjetas… Ve guardándolos (y haciendo copias de seguridad) para tener tu agenda bien planificada. Alíate con el calendario de tu smartphone para tener controlados perfectamente fechas, cumpleaños, reuniones y límites de pago de tarjetas de crédito…

 

Trabajar para vivir y no al revés

Si aprendes a vivir conforme a pequeñas metas de ahorro de dinero y de tiempo (a veces íntimamente relacionadas), verás que tus finanzas experimentarán un salto cualitativo que notarás en los próximos meses y se habrán convertido ya en en un hábito de por vida. La idea es que ese tiempo ahorrado lo puedas destinar a tareas placenteras o simplemente a descansar.

 

Comparte con nosotros tus experiencias sobre tu ahorro en tiempo y dinero en casa con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #RazonesDePeso #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Bienestar #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #HealthyFood #Food #LoQueEllasQuieren #Mayo

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.