Flores comestibles: color y sabor en tus comidas.

Y llegó la primavera; mucho sol y un clima calientito, y con ella, buscamos comida llena de frescura, colores, sabor y, al mismo tiempo, sana y nutritiva. En esta entrega, te propongo experimentar un poco y darles a tus platillos, un toque diferente con ingredientes más que natural: las flores.

En México utilizamos las flores comúnmente para cocinar y son parte fundamental de varias preparaciones tradicionales. Con la llegada de la cocina contemporánea, se ha puesto de moda incluir flores como adorno o platillo principal en diversos platillos y se le denomina al gusto por comerlas, florifagia

¿Por qué es bueno comerlas? ¿qué características deben tener? ¿cómo y cuando agregarlas a tus platos?  Como todos los vegetales, debemos asegurarnos que su origen sea limpio y libre de fertilizantes. Es por eso que se les denomina flores comestibles, aptas para el consumo humano.

Las flores nos aportan gran cantidad de vitaminas y minerales, ayudan a la digestión y contienen fitonutrientes y flanonoides, compuestos clave para prevenir algunas enfermedades.

Dependiendo de su origen, pueden tener más o menos aroma, por ejemplo las rosas, azahar , lavanda o de naranjo, que incluso se utilizan principalmente por esta característica en helados,  pastelería y panificación.

Para platillos salados, la más socorrida es la flor de calabaza. Su intenso color amarillo casí naranja, que contrasta perfecto con el verde de sus tallos, nos hace agua a la boca al pensar en una deliciosa sopa de milpa, en la que mezclamos nopales, un poco de chile, cebolla, hongos y flor o en unas suculentas quesadillas de tortilla de maíz blanco, amarillo o azúl y queso.

Una clasificación que también las incluye es la de verduras de flor. Las alcachofas, brocolí y coliflor pertenecen a este grupo.

1. De las alcachofas se comen las hojas y el centro. Debes hervirlas por 30-40 minutos en agua con jugo de limón, escurrirlas y deshojarlas. Pueden ser un excelente aperitivo acompañadas con algún aderezo o salsa fría. El corazón se conserva en salmuera o se come de imediato untando con limón para que no se oxide. Una gran combinación se logra con hojas de arúgula, corazones de alcachofa, vinagreta y queso parmesano.

2. En cuanto al brocolí, tiene un sabor suave, que es mas rico si son previamente cocinados, por uno o dos minutos en agua hirviendo y de inmediato bañados en agua con hielo. Este método culinario  se denomina “blanquear” y es bastante efectivo para evitar la pérdida de nutrientes. Agrégalos a un bowl o a una ensalada. Mézclalos con proteína,como tofu,  al más puro estilo oriental, sazonando con salsa soya baja en sodio.  Una rica crema de brocolí encantará a tus hijos, procura lograr la textura cremosa de este sopa, al hervirla suficiente tiempo, no con algún almidón.

Actualmente, las flores comestibles no sólo se utilizan en la comida, ya han  pasado al mundo de las bebidas. Begoñas, dientes de león, violetas, rosas, petunias y claveles, por mencionar algunos. Dan vista e invitando al comensal a solicitarlas de inmediato, las flores completan el encanto, sea o no con alcohol tu preferencia.

También las utilizamos para hacer infusiones como la manzanilla, violetas  o la jamaica, se consumen en forma de té, caliente, normalmente para aliviar algún malestar. O para  hacer una refrescante agua de sabor para la época de altas temperaturas o en el  reconfortante ponche de frutas navideño. Las puedes tomar endulzándolas con azúcar, piloncillo, miel o caña.

Y hablando de la flor de Jamaica o Hibiscus, vale la pena considerarlas como una alternativa comestible, ya que, en lugar de tirarlas después de hacer infusión para agua, es aconsejable escurrirlas bien y picarlas finamente. Puedes sofreir o simplemente asar en un sartén, combinar con nopales, calabazas o queso y hacer unos deliciosos tacos para esos Meatless Mondays.

Algunas ensaladas que puedes probar con flores son:

  • Espinacas con violetas, fresas, nuez de la India y blueberry
  • Aguacate con jicama, mango, pepinos y jamaica
  • Flor de calabaza, mezcla de lechugas, jitomate cherry y albahaca.
  • Clavel baby rojo, espinaca baby, queso panela y zanahoria.

¿qué te parece esta propuesta? ¿te entusiasma la florifagia? Cómparte con nosotros tus mezclas con hojas verdes, botanas súper saludables o ensaladas de Vegetalistos con flores. Usa #Vegetalistos #ColoresSaludables #ConsumeColores #Vegetalistos en Instagram.

Haz #EleccionesInteligentes de vida saludable con @vegetalistos ¡Comparte lo que piensas con nosotros! en nuestro Instagram y Facebook:  @vegetalistos con #ColoresSaludables #ConsumeColores #Vegetalistos #EleccionesInteligentes


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!

Flores comestibles

Florifagia

Recetas con flores comestibles

 


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.