Acción de Gracias: 4 alternativas de platillos repletos de vegetales

 

Pues aquí seguimos agradeciendo. Voy a aprovechar nuestra proximidad geográfica y cronológica con Thanksgiving y profundizar gastronómicamente en la celebración más famosa de agradecimiento por los alimentos. Me parece importante siempre buscar opciones de variedad para tu régimen saludable, fomentando la curiosidad de tu paladar con sabores distintos o no cotidianos. ¡Conozcamos un poco más de esta tradición!

 

El antecedente se sitúa en el siglo XVII, con la fusión de dos culturas: europea y americana como resultado de lo que estaba sucediendo en dicha época en el territorio que hoy se conoce como Estados Unidos de Norteamérica. Se celebra la primera cosecha, en 1621, que pudieron realizar los pioneros en el nuevo continente.

 

Originalmente, afirman investigadores culinarios, el centro del festejo no fue el pavo. En ese entonces, siglo XVII, existían aves silvestres de gran tamaño a las que ya no se tiene acceso hoy. Se rellenaban con hierbas, cebollas y se rostizaban aprovechando el sabor peculiar y sabroso que resulta de este método de cocción. También estuvieron presentes los pays tradicionales ingleses, cuyos rellenos variaban según lo que se tenía a mano.

 

Por la ubicación geográfica de la zona de origen histórico de esta celebración también estuvieron presentes productos marinos como pescados de la zona, almejas, mejillones y langosta que se consumían frescos, secos o ahumados. Distintos tipos de nueces, maíces de colores, frijoles, calabazas y calabacines.

 

Los nativos muestran a los foráneos como cultivar las mazorcas en las huertas de hortalizas. Se unen las papas y los camotes originarios de Sudamérica y el Caribe se combinaban con lechugas, espinacas, zanahorias y coles. El maíz no fue, de entrada, del total agrado de los ingleses. Acostumbraban prepararlo en algo parecido a un atole o caldo espeso.

 

Con el paso del tiempo, por ahí del siglo XIX, surge una tendencia de melancolía por el pasado de los “tiempos coloniales” y para 1863, bajo el mandato del presidente Lincoln se utiliza el Thanksgiving para fomentar la unión en medio de la Guerra Civil. Así es reconocida como fiesta nacional.

 

Un banquete de Thanksgiving digno para el festejo incluirá: pavo, puré de camote y ejotes tiernos mas algunos otros ingredientes o preparaciones que se han ido sumando con los años como la salsa de arándanos, pavo frito, col estilo Alemán, Manicotti, empanadas de calabaza, Green Bean Casserole, arroz salvaje, pay de camote, nuez, limón o estilo Derby o ensaladas de vegetales frescos.

 

Algunas opciones más atrevidas para usar los sabores del día de acción de gracias han aparecido sorprendiendo y fomentando el ingenio inacabable en la cocina: paletas heladas de pay de calabaza, ramen de Acción de gracias, cupcake de pavo y arándanos, sushi y pizza de sobras de Thanksgiving, ¿los probarías? (mentalfloss.com)

 

Pasando a combinaciones menos osadas creo pertinente ahondar en opciones que incluyan los sabores tradicionales pero con un fundamento más saludable. Usaremos técnicas culinarias simples, sin harinas refinadas, poco azúcar, grasa y mucho sabor, aprovechando todas las características naturales de los ingredientes. Te propongo las siguientes:

 

1. Pavo relleno de kale y manzana en salsa de hongos.

Aplana dos pechugas de pavo natural, salpimenta al gusto. Adereza las hojas de kale Vegetalistos con aceite de ajo, revuelve con las manzanas peladas, partidas en rebanadas muy delgadas y cocidas. Rellena las pechugas con ambos ingredientes. Enrolla y cierra con palillo o hilo cáñamo. En una sartén bien caliente dora por todos lados los rollos de pechuga, baja el fuego al mínimo y deja cocinar tapando por 10 min. Agrega el jugo de media naranja y deja dos min. más a fuego medio sin tapar. Deja reposar antes de cortar en medallones. Parte los champiñones ya limpios en rebanadas y saltea con un poco de aceite de oliva hasta que reduzcan, deja enfriar y muele en la licuadora con ½ taza de agua o caldo de verduras, rectifica sazón, coloca en una ollita y reduce hirviendo a la mitad.  Sirve las pechugas sobre un espejo de salsa.

 

2. Sopa de calabaza de Castilla y apio.

Cocina la calabaza troceada sin cáscara ni semillas en suficiente agua hasta que esté suave. Muele con un poco de agua. En una cacerola y una cucharadita de mantequilla, a fuego medio, dora el apio Vegetalistos picado en cubitos junto con una cucharada de cebolla morada picada. Deja “sudar” tapando la olla y bajando el fuego al mínimo por cinco minutos. Agrega una taza de agua, deja hervir, agrega el puré de calabaza y cocina a fuego medio hasta espesar. Salpimenta al gusto y decora con pepitas de calabaza tostadas al gusto.

 

3. Verduritas del huerto en encurtido rápido.

Blanquea en agua hirviendo los ejotes tiernos, remójalos en seguida en agua y hielo, escurre. Usa zanahorias ralladas y pepinos baby Vegetalistos. Haz una mezcla en partes iguales del vinagre de tu preferencia y agua purificada. Agrega tus hierbas o especias favoritas: hinojo, orégano, semillas de cilantro, hojuelas de chile o tal vez romero y un diente de ajo en rebanadas. Añade sal al gusto y media cucharadita de azúcar disolviendo bien en la mezcla de vinagre y agua. Hierve a fuego alto y deja enfriar. Coloca los vegetales y liquido frío en un frasco de vidrio, guarda en el refrigerador. Hazlos con anticipación y disfrútalos cuando lleven un día de refrigeración.

 

4. Bites de camote y arándanos con Macadamias.

Tuesta las nueces hasta dorar y déjalas enfriar. Pica los arándanos en cuadritos pequeños. Hierve un camote pequeño con todo y cáscara hasta que esté suave. Escúrrelo, quita la cáscara y hazlo puré. Procesa las Macadamias y mezcla en partes iguales con el camote, refrigera por 1 hora. Saca la mezcla, haz bolitas y pásalas por los arándanos picados.

 

Aquí tienes opciones de cuatro tiempos inspirados en Thaksgiving. Disfrútalos con tu familia o amigos cercanos porque esto es más que una comida o celebración. Lo más importante de esta fecha es estar juntos, darse el tiempo de reunirse y las gracias por contar unos con otros. Agradece con ellos todo lo que pasó en el año.

 

A modo de conclusión, terminemos este mes dando gracias por todo lo que nuestros ojos y estómagos pueden disfrutar contribuyendo a nuestra vida saludable.

 

Compártenos tus platos de Thanksgiving saludable con nuestros deliciosos productos con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PrácticoYSaludable #Saludable #Salud #Sabroso #Sabor #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #Noviembre #DiaDeMuertos #Thanksgiving #AccionDeGracias #Agradecer #Agradecimiento #CelebremosLaVida

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.