7 maneras de ser un gran papá estos dias

 

La obligación de ser padre en décadas anteriores era mucho menor que la de ser madre. El padre sólo proveía y la mujer criaba. De pronto todo cambió: lo impensable comenzó a pasar y ahora los papás están adquiriendo responsabilidades que van más allá de dar el sustento.

 

Actualmente los hombres procuran tener una relación estrecha, quieren aportar un factor emocional importante a la crianza de sus hijos, buscan no sólo ser la autoridad, sino también estar presentes, se involucran y crean lazos con sus hijos incluso antes de que estos nazcan y luego en las labores cotidianas conforme crecen, cambian pañales, se despiertan a media noche a dar fórmula o acompañan a sus parejas de madrugada a amamantar, saben cuando tienen hambre, frío, sueño, los bañan, los ayudan a limpiarse los dientes, están al pendiente de lo que les pasa en la escuela, con sus amigos, con el pediatra, revisan su alimentación, sus gustos, lo que les molesta, cuidan de sus emociones, los llevan a las fiestas, se involucran con los demás papás y mamás de su entorno, buscan actividades que puedan realizar junto a sus pequeños y siempre quieren el mayor provecho de cada instante: una hermosa oportunidad de estar con los hijos.

 

Celebrar el día del padre, además de ser un homenaje, es también la renovación del compromiso y la responsabilidad que conlleva la paternidad. Existen todo tipo de papás: sobreprotectores, disciplinados y estrictos, otros más cómplices o amigos, solteros, en pareja,  encargados del hogar y miles de ejemplos más. Pero para lograr todo esto y poder criar niños felices hay que ser unos papás felices y mantener una relación sana con ellos. Aquí van algunas cositas que ELLOS tienen que saber.

 

7 cosas que saben los papás felices:

1. Nunca tengas miedo o vergüenza al expresar tus sentimientos. Enseña a tus hijos a expresarse: abrázalos, apapáchalos sin importar la edad que tengan. Juega con eso siempre.

2. Papá: eres una de las personas más divertidas ante los ojos de tus chiquitines, así que no pierdas la oportunidad de ser generador de risas, haz chistes bobos, inventa historias a la hora de dormir, ríete de ti mismo (esto les enseñara lo que tú ya aprendiste hace algunos años: no hay que tomarse la vida tan en serio y a lidiar mejor con los problemas a los que se enfrenten).

3. Siempre, por más ocupado que estés, recuerda que la familia es lo más importante. Trata de no perderte los eventos importantes de tus hijos. La obra de teatro del colegio, la final deportiva, el concierto de piano, la presentación de ballet. La vida vuela y nunca te arrepentirás de haber dejado a un lado algo importante por ser parte de estos recuerdos.

4. Nunca olvides que ALGUIEN TE OBSERVA TODO EL TIEMPO. Siempre dicen que las acciones hablan más que las palabras, y esto es cierto… Especialmente cuando se trata de la paternidad. Sé el hombre en el que quieres que tu hijo se convierta algún día, sé el hombre que te gustaría que tus hijas eligieran.

5. Puedes ser un héroe: Todos tienen uno del cine, alguien con súper poderes que les gustaría ser pero ése no es el que está ahí todos los días. Conviértete en el héroe en quien confían, con quien lloran cuando aparecen las pesadillas, el que arregla la bici y juega a las muñecas, lee libros, vuela papalotes, quita los dientes flojos y reconforta cuando se necesita. Ese es SúperPapá.

6. Nunca te des por vencido: Un legado de por vida será enseñarles a no rendirse nunca. La vida puede ser muy difícil y siempre habrá días malos pero siempre habrá también un mañana y soluciones. Enséñalos a levantarse y hacer frente a las adversidades. Anima, ayuda, motiva, inspira y sé el porrista número uno de tus hijos porque ellos son tus porristas desde que se enteraron que existías.

7. No pasa nada si a veces los haces llorar. Que no te gane el sentimiento. Ten siempre presente que la educación de alguien depende de ti. No dudes en alzar la voz cuando sea necesario, en imponer un castigo. Al igual que sus momentos felices, un regaño también se quedará grabado en sus memorias pero sin duda se acordarán mas de esos momentos cuando sepan que están haciendo bien las cosas y que papá estará orgulloso de ellos.

El valor de los hijos para el hombre del siglo 21 es irrenunciable, y la tendencia va hacia allá.

 

Una emoción que no pueden desarrollar ni en el trabajo ni en el mundo social, pero sí en la intimidad del hogar, y especialmente junto a los hijos. Esa relación tan cercana es muy valiosa y sin duda se verá reflejada cuando los pequeños de hoy se conviertan en adultos y digan: ¡GRACIAS PAPÁ!

 

Comparte con nosotros tus experiencias para tener un mejor estilo de vida con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #RazonesDePeso #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Bienestar #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #HealthyFood #Food #LoQueEllosQuieren #Junio

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Vegetalistos.