5 ventajas de caminar para estar saludable

 

Seguramente, en tu decisión de una vida saludable, haz contemplado algún tipo de actividad física. Como todo en la vida, cada persona va encontrando su propia preferencia de ejercicio. Puede que desde pequeña ya lo vienes practicando o resulta el caso, como el mío, en el que me la he pasado probando cuanta opción de fitness se me presenta y, aunque algunas me han gustado más que otras, no he logrado apasionarme por una en específico, pero bueno, esa es otra historia…

 

Hoy vamos a platicar de una de mis preferidas. Es la más barata –no cuesta, en realidad-, puedes practicarla en todo momento y tiene muchos muchos beneficios; me refiero a caminar.

 

Los afortunados que venimos al mundo y a partir del año o año y medio logramos erguirnos en dos pies y desplazarnos, estamos más que bendecidos. Todo tipo de actividad física implica quemar calorías, por lo cual, caminar posee también ese beneficio. Siempre y cuando tomes en cuenta los dos factores para hacer útiles tus caminatas: velocidad y número de pasos.

 

Un estudio de la Universidad de Utah (2014) demostró que por cada minuto que una mujer camina en el día, reduce el riesgo de obesidad en un 5%. Sí,¡por cada minuto!

 

Tal vez por ser cotidiano, el caminar no siempre recibe el reconocimiento como un ejercicio con tantos aportes benéficos. Por supuesto siempre dependerá de las características específicas de cada persona, es importante considerar que, si se presenta algún tipo de sobrepeso, caminar será la entrada a un inminente cambio de vida muy saludable.

 

Es una actividad de bajo impacto y cada sesión puede tener una duración extensa, a diferencia de otros ejercicios. El objetivo de utilizar la caminata para incrementar tu salud será realizarla no apresurarla, tómate tu tiempo y simplemente  haz una elección inteligente ¡no pares de caminar!

 

Las  CINCO ventajas que ofrece este tipo de ejercicio, aparte de no requerir equipo especial y poderse practicar en cualquier lugar y momento (propicios) son:

 

1. Sustentabilidad

Ayuda al medio ambiente desplazándote siempre a pie, a donde quiera que vayas. Obviamente siempre y cuando sea posible. Reduce el impacto ambiental cuando prefieres caminar en lugar de utilizar el auto o transporte público, le haces bien a tu cuerpo y hasta ahorrarás unos pesos. Tómate tu tiempo, ponte unos tenis y a caminar por preservar nuestro mundo.

 

2. Reduce riesgos de padecimientos cardiacos

Tu corazón es un músculo, por lo que requiere ejercitarse y fortalecerse con ejercicio regualr. Especialistas aseguran que dar 10.000 pasos diarios es lo necesario para lograr beneficios significativos en tu salud.

 

3. Salud mental y ánimo

Caminar mejorará tu humor, aclara tu mente, contrarresta el estrés o los efectos de la depresión. Un estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias (EUA) sugiere que la memoria se encuentra en el hipocampo (una parte de tu cerebro) que puede expandirse con practicar caminata regularmente.

 

4. Fortalece tu sistema inmune

Caminar al menos 20 minutos diarios reduce en un 43% el riesgo de enfermarte. Cuando practicas esta actividad las células del sistema inmune aumentan fortaleciendo tus defensas.

 

5. Haz comunidad y convive

Consíguete a un compañero de caminatas o convence a tu mejor amiga, mamá, hermana, hijos, esposo o hasta a tu papá: compartan, relájense juntos, pónganse retos nuevos. Uno al otro se animarán a no faltar a las sesiones y celebraran cumplir sus objetivos.

 

Para comenzar a practicar o mejorar tus caminatas, no olvides:

a) Comienza paso a pasito. Si deseas empezar a activarte por medio de caminatas comienza por 5 o 10 minutos diarios y ve aumentando conforme te sientas mejor. Intenta llegar a los 20 minutos diarios y por lo menos a 5 días a la semana, verás inmediatamente los beneficios en tu salud.

b) Hidrátate tomando dos vasos de agua por lo menos 20 minutos antes de comenzar.

c) Energízate, camina pero siempre ten en cuenta consumir vegetales de hojas verdes como las espinacas (Vitamina B) para procurarle a tu cuerpo lo necesario para evitar el estrés por el ejercicio y reparar el desgaste muscular.

d) Agrega variedad para quemar más. Para lograr una buena quema de calorías, debes realizar actividades que suban y bajen las pulsaciones por minutos. Si practicas la caminata, agrega a tu rutina variables como inclinaciones de terreno, aumento o disminución de velocidad, tal vez agregar pesos en las piernas, pies o manos o cambiar la superficie, por ejemplo, intentar caminatas en arena o superficies no uniformes, implicará un esfuerzo y más quema de calorías.

 

¿Qué te parece esta opción para activarte o cambiar un poco de tu rutina? No olvides llevar contigo nuestras botanas o jugos para aprovechar al máximo los beneficios de caminar. Compártenos tus #EleccionesInteligentes en Instagram y Facebook @Vegetalistos con los tags #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #RegresoAClases #Practicidad #Salud #Sabor #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #PracticoYSaludable #BackToSchool

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.