5 trucos para que los niños coman sano

 

 

En la actualidad, la información que recibimos los padres de familia sobre la alimentación de los hijos es abrumadora. Las posturas se dividen entre sí lácteos o no lácteos, nada de caramelos, no gluten, vegetarianos, así como la tendencia de consumir alimentos que sean orgánicos.

 

Para quienes criamos niños, resulta complicado cumplir con todo al pie de la letra, sobre todo cuando compraste leche orgánica, huevos orgánicos, naranjas del Himalaya y frutos de la campiña de Heidi y, sin embargo, tus hijos simplemente se niegan a probar bocado.

 

Entre la frustración y la preocupación de que consuman alimentos que les aporten los elementos necesarios para su correcto funcionamiento y desarrollo, sientes ganas de claudicar, pero no todo está perdido.

 

Aquí te comparto 5 tips para fomentar hábitos saludables en la alimentación de tus hijos:

 

  1. ¡No te estreses! Los niños van a comer a su ritmo y si los obligas, lo único que vas a lograr es que aborrezcan el momento de la comida, además de cerrar ese tiempo con ellos que debería ser de disfrute y convivencia. Lo mejor que puedes hacer es escoger de forma inteligente los alimentos que le presentas durante el día y dar prioridad a los que aporten mayor cantidad de nutrientes y tal vez mezclarlos con otros que tengan un sabor más agradable a su paladar.
  2. Elabora una lista. Enlista todas las opciones que tienes para hacerle consumir un grupo de alimentos, ejemplo: lácteos, si le gusta la leche, excelente; no le gusta, ok, trata con el yogurt; no le gusta solito, agrega fresas o moras; ¿le falta azúcar?, licúa yogurt griego, con fresas o moras y un plátano, vierte en un molde para paletas y mételo al congelador, una excelente opción para los tiempos de calor.
  3. Mezcla alimentos de su agrado con otros que no lo sean. No le gusta el pollo, pero le gusta la pasta y te acepta algunas verduras: Cose tu pasta como siempre y agrega mantequilla para hacerla “al burro”, agrega trocitos de pechuga de pollo asada con sal y pimienta y algunos vegetales como brócoli, zanahoria, calabacita, tomates cherry y agrega un toque de parmesano. Si te sientes dudosa de las pastas, intenta con las integrales, el sabor es excelente, solo hay diferencias en el tiempo de cocción.
  4. Ten todo listo para comer y a la mano. En ocasiones la fruta o verdura se va a la basura porque nadie se la comió. Para evitarlo, haz un esfuerzo extra y lava todo en cuanto llegues de las compras; deja las frutas y verduras al alcance de tus niños, de forma que las puedan tomar en cuanto tengan un antojo y así no perderás tiempo lavando en el momento. Es más fácil decir ¿quieres uvas? Sacarlas del refrigerador y ponerlas en un platito, que separar, lavar, secar y luego servir mientras los niños ya se distrajeron con otra cosa.
  5. Predica con el ejemplo. Por experiencia, lo mejor que puedes hacer para que los niños coman sano es poner el ejemplo, intenta hacer una lista / recetario de las mejores opciones de snacks saludables y fáciles de preparar. Pepinos con hummus o con limón y chilito en polvo, zanahorias rayadas con chamoy (ya existe una versión que no tiene azúcar), palomitas caseras, totopos de nopal con guacamole, paletas de hielo caseras, etc.

 

Comer saludable se puede considerar un hábito; no es malo comer fuera de casa o degustar unos tacos de vez en vez, pero serán los menos días y podrás observar cambios importantes en la salud y desarrollo de tus hijos.

 

Comparte con nosotros tus experiencias y tips para que tus hijos coman rico y saludable con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PracticoYSaludable #Salud #Saludable #Sabor #Sabroso #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food#VacacionesSaludables #Julio

 


¡Encuentra más información en los siguientes enlaces!

 


Por Vegetalistos.