5 momentos para revitalizarte este fin de año

 

Y llegamos al final del añoAntes de visualizarte en una playa en tus próximas vacaciones, revisemos la realidad de tu día a día. Tenemos que correr para terminar todo lo prometido y cerrar este increíble ciclo de bienestar. Sólo que, creo, ya andamos que nos arrastramos de cansancio. ¿De dónde sacamos más energía?

 

Una vida saludable incluye siempre respetar los tiempos de tu cuerpo. Cumplir con las funciones biológicas comer, dormir y todo lo demás sin olvidar las necesidades de tu mente. Recuerda que no sólo estás agotada físicamente, tu cerebro, si no le permites distraerse y recuperarse, puede fallar en momentos cruciales.

 

A veces, a pesar de haber dormido toda la noche, no logras concentrarte lo suficiente, y esto se refleja en tus labores con errores cruciales y descuidos. Ya sea en una presentación de proyectos o en todas esas cosas que no alcanzaste a hacer en el día, lo que olvidaste resulta en molestia contigo y las personas que tienes cerca. ¿Te suena conocido?

 

Tu cerebro requiere lapsos de descanso durante el día, después de concentrarse durante horas, lo pedirá “a gritos”. Estar atentos a cada estimulo hace que se agote tu capacidad para pensar y decidir.

 

Sí es posible sobrevivir en condiciones no del todo favorables, pero no es lo ideal. Buscamos hacer #EleccionesInteligentes para una vida plena y llena de bienestar, por lo tanto, apenas vivir con lo mínimo indispensable de energía y de ganas no te hace bien. Podemos afirmar entonces que, una de las principales causas de enfermedad, en estos tiempos de modernidad, es el estrés. ¡No ayudes a generarlo si no es necesario en tu vida!

 

El estrés es una respuesta natural de tu cuerpo a situaciones adversas en las que requieres todos tus recursos físicos para estar alerta y huir en caso de ser necesario. ¿Para qué sobre utilizar esta reacción si sólo con un poco de organización y cuidado puedes estar tranquila?

 

El cortisol, la hormona de estrés junto con la adrenalina, provocan una serie de efectos en el cuerpo que -por instinto- hacen lo necesario para que escapes del peligro: detienen la digestión, aumentan tu presión arterial. Esta sobre estimulación genera malestares desde dolores de cabeza, presión alta hasta ataques al corazón.

 

Los niveles de energía en tu cuerpo van directamente ligados a las elecciones que haces. ¿cómo comienzas tu rutina diaria? ¿desayunas? ¿dormiste bien? ¿a medio día nadie te aguanta? ¿te sientes más sensible o bloqueada? Agrega estos hábitos a tu día para sacar todo el provecho a las horas de luz:

 

1. Cuando sueñas mejor. Por la noche, al menos 7 horas seguidas.

Intenta seguir una rutina para llegar a la cama sin preocupaciones, dientes y cara lavados, y por favor ¡apaga el celular y déjalo fuera de tu recámara! Estudios confirman que la falta de sueño incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad.

 

2. Cuando hueles algo.

Ten a la mano SIEMPRE olores agradables y que cuyas propiedades se están comprobando como estimulantes para tu cerebro y mood boosters instantáneos. Aromatizantes o aceites de cítricos, canela o menta son los más recurridos para agudizar tu memoria, fijar la atención y enfocarte en los asuntos importantes.

 

3. Cuando descansas para continuar.

¿Llevas más de dos o tres horas resolviendo un problema en el que se requiere toda tu atención y poco a poco vas notando algún dolor corporal, cansancio o desesperación por terminar? Eso puede terminar mal invirtiendo de corrido más tiempo del necesario por no encontrar soluciones. ¿Cómo evitarlo? Cuando rompes la concentración podrás relajar tu mente, lo que es igual a recargar la energía necesaria para continuar tu labor. Relájate, cinco minutos para dibujar, platicar, ver por la ventana, admirar tu plantita o salir a respirar profundo.

 

4.Cuando mueves tu cuerpo.

No debes estar sentada o en una misma posición por más de una hora. Transcurrido ese tiempo levántate, estírate, respira profundo. Si puedes, camina por dos minutos, estira y dobla las piernas, realiza cualquier movimiento, en seguida vuelve a tus ocupaciones por otra hora. Notarás que casi casi eres otra, una muy feliz y enfocada.

 

5. Cuando comes rico y sano.

No hay de otra, olvídate de lo que no sea vegetales en exceso. Ningún pan, dona, churrito, papita, refresco o dulce tiene un efecto benéfico o los nutrientes que abundan en las hojas verdes. Si te harta un poco la ensalada o sopa, prueba un jugo bien frío de kale, espinaca, betabel, como los de Vegetalistos.

 

Adiós a las razones que fomentan frustraciones y enojos. En tu voluntad por alcanzar el bienestar se fundamenta una vida plena. Cuentas con todo para lograrlo. Haz #EleccionesInteligentes, llena tu cuerpo de energía dándole lo que necesita: come bien, verde y delicioso con los productos de Vegetalistos. Tenemos hojas, botanas, ensaladas, aderezos listos para cuando los requieras, y no olvides probar los jugos RESTORE, REFRESH, ANTIOX Y DIGEST sin nada que no sea natural de origen.

 

Compártenos tus momentos de revitalizarte durante el día en nuestras redes con los tags @Vegetalisos y #Vegetalistos #EleccionesInteligentes #Practico #Practicidad #PrácticoYSaludable #Saludable #Salud #Sabroso #Sabor #AlimentateSanamente #AlimentosSaludables #EstiloDeVidaSaludable #Healthy #Food #Noviembre #DiaDeMuertos #Thanksgiving #AccionDeGracias #Agradecer #Agradecimiento #CelebremosLaVida

 


¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!


Por Ileana López Monterrubio para Vegetalistos  | “Segura de que la mejor vida, viene de la mejor comida”. Ileana es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales.