¿QUÉ TE FALTA Y QUE TE SOBRA A LA HORA DE COMER?

Por Ileana López* para Vegetalistos
“Segura de que la mejor vida viene de la mejor comida”

Llega la tarde o medio día y con ella ¡el antojo!. ¿Te ha pasado? ¿Tu cerebro te traiciona y empiezas a acordarte de ése delicioso pastel que viste el otro día o corres a la tienda de la esquina por alguna fritanga o dulcecito? ¡detenteeee ahoraaaaa! ¿haz pensado a qué se debe esta reacción? Tal vez, ¡tu cuerpo te está gritando algo!

Los antojos son ése deseo, casi incontrolable de obtener algo, sin tener consciencia, impulsivamente y de forma inmediata. Se originan en la mente e inmediatamente los asocias, de forma involuntaria, a un recuerdo o sentimiento previo de satisfacción, placer, calma o tranquilidad. Tu voluntad debe ser muy fuerte para no caer en la tentación, ya que si se presenta de forma continua puede ser la fuente de alguna acción que no será en tu beneficio.

Te invito a pensar un momento, cuál es tu antojo y como lo vives. Generalmente, los antojos se acompañan de un sentimiento de dualidad, por un lado, el placer instantáneo de obtener lo que deseas, pero también, un enorme sentimiento de culpa ya que, al saciar el “capricho” reconoces que esa cantidad de azúcar o grasa desalinea totalmente tu objetivo de lograr una alimentación saludable. Si esto se presenta de forma repetitiva, invariablemente se convertirá en una tortura inaceptable para tu bienestar y felicidad.

Existen dos teorías que tratan de explicar actualmente el origen y atención a los antojos: insuficiencia de nutrientes o aquellas de origen psicológico/social. En este caso sólo hablaremos de las primeras, cuya solución puede estar al alcance de tu mano y tal vez con una ayudadita de tu especialista en nutrición favorito.

Se ha comprobado que los antojos tienen que ver con el asunto género. Es decir, de un total de 1044 personas participantes en un estudio hecho por el Centro Nacional de información Biotecnológica de EUA, un 28% de mujeres contra un 13% de hombres presentaron antojos de alimentos. Reportando sentimientos de culpa y malestar las mujeres al contrario de reacciones positivas de los hombres al saciarlos. (1)

En el panorama de los ingredientes y platillos, puede ser que los pensamientos relacionados a elementos salados o no nutritivos como helado se relacionen a la falta de nutrientes, aunque siempre depende de cada caso o circunstancia.  

De todas formas, no está demás poner atención en algunos consejos de expertos en fitness o alimentación para detectar lo que nos falta como en estos ejemplos:

  • Queso, refrescos- falta de calcio
  • Pastas, pan blanco o dulce- falta de Cromo o Nitrógeno
  • Chocolate – falta de Magnesio
  • Papitas o botanas fritas y saladas- falta de Cloro, Sodio o deficiencia en la hormona del estrés

Si razonas detenidamente qué comes, cada cuando y como (te sugiero escribir lo que te pasa en una semana, de forma muy detallada, respecto al tema), tal vez concluyas que no estás comiendo suficiente o variado. Ése sería el primer paso para evitar tentaciones fuera de comidas.

Entonces… a ti, ¿qué te falta y qué te sobra a la hora de comer? Para contrarrestar esta necesidad de sabor o texturas en tu boca, los vegetales están ahí. Prueba con frutos secos, frutas frescas y muchas, muchas hojas verdes aderezadas con distintos sabores. Entre más amplia sea la gama de platillos e ingredientes que consumas, menos chance le das a tu cerebro de andarse distrayendo y buscando estímulos que no te hacen bien.

¡Que no le gane el hambre a tu cerebro! Lleva SIEMPRE contigo botanita saludable (como nuestras deliciosas jícamas y zanahorias http://vegetalistos.com/botanas/), respeta en TODA circunstancia tus horarios y porciones de comidas.

En Vegetalistos encontrarás mezclas de ensaladas, aderezos y botanas para cada día, que incluyen variedad y están listas para comerse en cualquier momento. Recuerda, con Vegetalistos, Mi vida lista.

—————————————

¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!

Gender differences in the relation between food cravings and mood in an adult community…

What do cravings say about you

Do nutrient deficiencies cause cravings?

*Ileana López Monterrubio es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales. Instagram @i.l.e.cocinagenial