ALIMENTARSE SANAMENTE ¡ES COSA DE NIÑOS!

Por Ileana López* para Vegetalistos
“Segura de que la mejor vida viene de la mejor comida”

Una alimentación adecuada sigue sonando como tema de moda, muchas veces fastidioso y aburrido; sin embargo, cada vez vemos más en nuestro entorno, niños con obesidad y sobre peso y, en algunos casos, con diabetes temprana. ¿Cómo logramos desenganchar a nuestros hijos de las costumbres ya obsoletas de comer cualquier cosa sin importar las consecuencias? ¿Cómo hacemos que su exposición a la publicidad y miles de influencias que los rodean no los lleve, irremediablemente, al mundo de la comida rápida y sin nutrientes?

La Organización mundial de la alimentación (FAO), afirma que la educación alimentaria y nutricional es un elemento esencial en la prevención y control de problemas de salud relacionados con la dieta. Exhorta a los países de todo el mundo a incluir lecciones sobre el aprovechamiento y acercamiento a una dieta saludable, sustentable. Debemos entonces, aprender a reconocer las malas prácticas alimentarias y comenzar a abandonarlas.

Países tan avanzados en temas educativos como Japón y los europeos y asiáticos, desde Portugal hasta Islandia, Tailandia hasta Japón, utilizan instrumentos gráficos como las pirámides alimentarias en donde podemos observar con imágenes los elementos necesarios para llevar una alimentación saludable. En América Latina existen en casi todas las naciones, algún tipo de guía sobre nutrientes y alimentos y en México contamos con el Plato del Bien Comer.

Debemos conseguir uno y colgarlo con la misma importancia que una fotografía familiar o un 10 en un examen en el refrigerador, para hacerlo nuestro aliado diario al elegir nuestros alimentos.

Cabe destacar el esfuerzo de dos países, preocupados principalmente por erradicar la epidemia de la obesidad, que han desarrollado proyectos gubernamentales en conjunto con las escuelas para sumar esfuerzos.

Francia tiene dos programas de salud nutricional, uno con el área de salubridad y el otro con agricultura y forestación. El primero busca específicamente el incremento de consumo de algunos productos que contienen nutrientes esenciales (como frutas y verduras), así como el fomento a la actividad física, para reducir, en un 20%, el sobrepeso infantil y evitar que continúe su incremento.

Incluye también algunos objetivos como el disfrute de los alimentos, oferta de opciones y variedad, compartir la mesa y el deleite y disfrute del comer y cocinar, la gastronomía. Sus guías nutricionales están en todas las escuelas y fundamentan lo que en estas se provee con alimentos bajos en densidad energética y altas en densidad nutricional.

Se educa el paladar de los niños al mismo tiempo que se promueve y fomenta la tradición culinaria francesa y la preferencia en alimentos locales y de estación. Las escuelas firman acuerdos legales en la implementación de estos proyectos y programas.

En Japón existe el Shokouiku, desde el año 2005 y consiste en atender y lograr la apreciación y perpetuación de las tradiciones culinarias japonesas, los aspectos ambientales y la comprensión sobre la producción de alimentos. Hay lecciones de cocina y los niños y niñas presentan y consumen lo que sus compañeros cocinaron.

En México, a pesar de no contar con programas oficiales sobre educación alimentaria, algunas escuelas y organizaciones están comenzando a realizar proyectos escolares para acercar a los niños a los ingredientes que se consumen y cocinan en casa, a través de creación de huertos. Estos programas tienen como propósito conocer los vínculos de nuestra cultura y alimentación, su variedad y principalmente, dedicar tiempo a planear y preparar nuestras comidas diarias conscientemente.

Comer es un fenómeno que sucede por instinto y que se disfruta en comunidad. Producir los alimentos y consumirlos lamentablemente, no depende en su totalidad de cada individuo, el comienzo de un cambio, ¡si! Organiza con los compañeros de clase de tus hijos y los padres de familia, que las fiestas infantiles reduzcan la cantidad de dulces o comida no nutritiva. Revisen información en internet, hay cientos de páginas, especializadas en el tema.

La curiosidad y creatividad natas en tus hijos serán tus herramientas de trabajo en la educación alimentaria y nutricional de tu familia, involúcralos y llévalos a tomar una mejor decisión en sus elecciones de alimentos para el lado bueno, el saludable.  Muéstrales como disfrutar con todos sus sentidos, cada platillo.

Evita tener a su alcance todo tipo de productos nocivos, es decir, altos en azúcares y grasas. Acércale productos locales, de estación e infórmalo sobre sus beneficios a diferencia de las consecuencias de consumir alimentos procesados.

Cuenta con Vegetalistos para una vida saludable. Todos nuestros productos son mexicanos, empacados y limpios con el más alto grado de calidad. Nuestra variedad incluye ensaladas, hojas y verduras para completar tu alimentación diaria. Revisa nuestras presentaciones en tu supermercado más cercano.

¡Recuerda! Con Vegetalisos ¡MiVidaLista!

Síguenos en FB e IN @vegetalistos y conoce nuestros tips semanales.

Visita nuestra página www.vegetalistos.com donde encontrarás todo lo que deseas sobre una vida más saludable.

¿Quieres saber más? ¡Consulta las fuentes de información que usamos para este artículo!
Importancia de la educación alimentaria y nutricional

Educación alimentaria y nutricional para promover dietas saludables

Importancia de la educación alimentaria en tus hijos

Pirámides alimentarias en el mundo

Tradición alimentaria Francia y Japón

*Ileana López Monterrubio es Licenciada en Gastronomía y Maestra en Educación. Es una apasionada de la salud y la cocina saludable. Cuenta con experiencia en cocina fría, bocadillos y food styling además de haber impartido cursos de técnicas culinarias para nutriólogos, diseño de menú y asesorías nutrimentales. Instagram @i.l.e.cocinagenial